Odontología: +34 91 440 23 30 Policlínica: +34 91 375 73 73 Pide cita online
Pide cita online
  • Odontología

  • Nutrición y Dietética

  • Fisioterapia y Rehabilitación

  • Podología

  • Clínicas Odontológicas

  • Policlínica

  • Alquiler de espacios

Cómo hacer el ayuno intermitente correctamente

El fasting es la "dieta" estrella de este año. Te contamos cómo perder peso practicando el ayuno intermitente de forma correcta y sus posibles beneficios.

Fecha Abril
Área de conocimiento Nutrición y Dietética

Hoy descubrimos qué es el ayuno intermitente y cómo puede ayudarnos a perder peso. Eso sí, es importante recalcar que, al igual que ocurre en el resto de las dietas, hay que practicar este ayuno intermitente de forma correcta, siguiendo a rajatabla las pautas y recomendaciones establecidas por el experto nutricionista

Aunque el fasting es la "dieta" estrella de este año, hay que tener siempre mucha cautela a la hora de seguir cualquier tipo de dieta para evitar poner en serio peligro nuestro estado de salud óptimo. Y es que, las dietas siempre han de ser seguidas muy de cerca por los profesionales expertos en nutrición y dietética. No todas las dietas son acordes a todas las personas. Hay que tener en cuenta antes de seguirlas, que es prioritario que el dietista-nutricionista realice la valoración de cada paciente para así poder establecer la dieta idónea a cada uno de ellos y los plazos aproximados de duración de la misma. 

Teniendo esto en cuenta, desvelamos en qué consiste el ayuno intermitente. A grandes rasgos, está basado en “comer, parar, comer” durante la semana. Este tipo de ayuno intermitente alterna días de ayuno con días en los que se come. Se come lo que se quiera durante un día y luego hay que tomarse un descanso total de comida al día siguiente. Para que la dieta sea efectiva, es recomendable repetir este patrón una o dos veces a la semana.

El ayuno intermitente más popular es el 16/8, es decir, el que consiste en ayunar durante 16 horas y comer durante las 8 horas del día restantes. También existen otros tipos de ayuno, como el 12/12 o el 20/4, siendo este último el más estricto, ya que solo permite ingerir alimentos durante 4 horas al día.

Existen diversas opiniones acerca del ayuno intermitente. Para algunos expertos, es recomendable si lo que se pretende es depurar el organismo y bajar de peso de forma rápida sin, para ello, poner en serio peligro nuestra salud. Otros, en cambio, sostienen que no es para nada recomendable, ya que el ayuno intermitente podría derivar en el llamado “efecto rebote”, es decir, una bajada de peso durante el tratamiento que se recupera rápido una vez hemos concluido la dieta. Y en cualquier dieta que sigamos, de lo que se trata es de quitarnos esos kilos de más, pero de la forma más saludable, y evitando siempre el efecto rebote. Si no es así, ¿de qué serviría?

Por ello, muchos expertos destacan que con el ayuno intermitente, si se lleva a cabo de forma correcta y supervisada por un profesional, no se produce el efecto rebote. Y es que, el requerimiento calórico diario al hacer ayuno intermitente debe estar cubierto, lo único que cambia es la distribución de esas calorías a lo largo del día, concentrándose en menos horas. De ahí que el ayuno intermitente “esté de moda”, al igual que pueden estarlo otras dietas como las Dietas Keto o Cetogénicas de las que os hablábamos anteriormente en nuestro blog.

Aunque en algunas ocasiones se recomienda hacer este ayuno uno o dos días por semana, algunas personas prefieren hacerlo en esos momentos puntuales de mayor ingesta de alimentos como las navidades o eventos sociales, entre otros. Ten siempre en cuenta que el ayuno no compensa una mala alimentación. Por ello, siempre son necesarios unos hábitos alimentarios saludables para obtener los beneficios que proporciona este tipo de dieta “fasting”.

Beneficiosos del ayuno intermitente

Actualmente se están estudiando los efectos beneficiosos que podría tener el ayuno intermitente. Podríamos apuntar a algunos de ellos: mejora del perfil lipídico, mejora de la sensibilidad a la insulina, reducción de los niveles de glucosa en sangre, reducción de los marcadores de inflamación, aumento del metabolismo y la reducción de la grasa corporal, entre otros.

Asimismo, el ayuno intermitente podría ser una dieta terapéutica útil para utilizar en patologías metabólicas como la diabetes tipo 2.

Y ya lo sabes, ante cualquier duda, acude a nuestra clínica y pide cita con uno de nuestros expertos dietistas-nutricionistas. Estamos para ayudarte, tu salud es lo primero.  

Otros artículos relacionados:

04/03/2021 Nutrición y Dietética

Dietas Keto o Cetogénicas