Odontología: +34 91 440 23 30 Policlínica: +34 91 375 73 73 Llama y pide cita
Llama y pide cita
  • Odontología

  • Nutrición y Dietética

  • Fisioterapia y Rehabilitación

  • Podología

  • Clínicas Odontológicas

  • Policlínica

  • Alquiler de espacios

Conoce los beneficios del tratamiento con ondas de choque

¿Qué son las ondas de choque en fisioterapia?

Las ondas de choque en fisioterapia son impulsos acústicos de alta frecuencia con un pico de energía y una amplitud de presión positiva muy elevada. Se diferencia de un ultrasonido en que este son vibraciones periódicas con un ancho de banda reducido.

EL tratamiento con ondas de choque está considerada una técnica no quirúrgica que produce un efecto sobre los tejidos de reparación y contribuye al crecimiento celular acortando los procesos de recuperación. Esta técnica está evitando infiltraciones con corticoides y muchas cirugías, y si el paciente llega al quirófano, se encuentran con procesos menos complicados.

Existe evidencia científica sobre la efectividad de las ondas de choque.

En resumen, las ondas de choque en fisioterapia son una técnica con grandes resultados en patologías crónicas, muy a tener en cuenta por los profesionales de la salud física en las que han fracasado otro tipo de terapias. 

Existen dos tipos de ondas de choque las focales y las radiales:

  •  Las radiales son más superficiales y tienen una propagación divergente de las ondas que es más efectiva a nivel superficial.
  • Las ondas focales (que son las que nosotros manejamos en nuestros tratamientos con ondas de choque), van de forma lineal a un punto en concreto hacia delante, alcanzan más profundidad y son más eficaces. Funcionan con un compresor y actúan como una bala que impacta creando una onda acústica provocando una onda de presión. Estás ondas se van sumando hacia adelante. Las ondas focales pueden alcanzar hasta 12 centímetros de profundidad, en cambio las radiales sólo pueden alcanzar como máximo 3 centímetros. Sirven solo para trabajar de forma muy superficial.

¿Para qué lesiones están indicadas las ondas de choque en fisioterapia?

  • Tendinosis: está técnica es especialmente efectiva en todas las tendinopatías sobre todo en las tendinosis. En las tendinitis se produce un fenómeno de tracción y estrés provocando microrroturas de colágeno que liberan sustancias citotóxicas y producen isquemia y falta de oxígeno. Esto hace imposible la recuperación de los tejidos. Lo que las ondas de choque provocan son una reagudización del proceso aumentando el riego sanguíneo y la oxigenación de la zona, dando una oportunidad de curación a los tejidos afectos.
  • Dolor de origen traumático
  • Hombro: tendinitis del manguito rotador y tendinitis del supraespinoso
  • Espolón calcáneo
  •  Fascitis plantar
  • Epicondilitis o codo de tenista
  • Epitrocleitis o codo de golfista
  • Tendinitis rotuliana
  • Tendinitis de la pata de ganso o anserina
  • Trocanteritis
  • Necrosis avascular
  • Fibrosis muscular por rotura
  • Puntos gatillo miofasciales 
  • Fracturas
  • Pseudoartrosis

Otros campos de aplicación 

  • Manipulación fascial
  • Linfedema
  • Angina de pecho
  • Disfunción eréctil

¿Qué efectos tienen los tratamientos con ondas de choque?

Efectos físicos

Se produce un efecto dinámico que al chocar con alguna estructura la rompe, y si bajamos de intensidad, fricciona irritando el tejido y poniendo en marcha el mecanismo de curación a través de la reagudización de la patología, estimulando la reparación celular de estos tejidos.
Esto quiere decir que cuando hay un proceso crónico, existe una degeneración tisular y es necesario poner en marcha un proceso de reagudización del proceso.

Efectos biológicos

  •  Aumenta el aporte sanguíneo por estimulación de los de la neo vascularización y factores de crecimiento
  • Factores mediadores de la angiogénesis o creación de nuevos vasos sanguíneos.
  • Proliferación de los fibroblastos y los osteoblastos.
  • Regeneración tisular.
  • Aumento del metabolismo
  • Producción de colágeno

Efectos terapéuticos

  • Analgesia
  • Antiinflamatorio
  • Activación angiogénesis
  • Fragmentación de depósitos calcáreos. 
  • Neosteogénesis

Efectos fisiológicos

  • Aumento de la permeabilidad de las células
  • Aumento de la oxigenación y nutrientes en los tejidos
  • Estimulación de la microcirculación
  • Segregación de sustancias P
  • Reducción de las fibras no mielinizadas
  • Vasodilatación
  • Aumento del metabolismo y angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos.
  • Efecto antiinflamatorio
  • Efecto antibacteriano
  • Segregación hormonas del crecimiento
  • Estimulación células madr

Efectos terapéuticos

  • Produce analgesia por la liberación de endorfinas
  • Estimula la microcirculación sanguínea y linfática facilitando la eliminación de sustancias algógenas e inhibición de terminaciones nerviosas
  • Estimula el crecimiento de nuevas células
  • Fragmentación de depósitos calcáreos
  • Neosteogénesis o creación de tejido óseo

¿Cómo son nuestros tratamientos con ondas de choque?

Cuando realizamos un tratamiento de ondas de choque a uno de nuestros pacientes, seguimos un protocolo que nos ayude a asegurar los mejores resultados:

  • Localizamos los puntos dolor a través de la palpación. 
  • Primero tratamos los puntos secundarios y por último los que dan más sintomatología. Se empieza con niveles bajos de potencia hasta encontrar el punto doloroso y ahí se va subiendo hasta el umbral de tolerancia del paciente.
  • Con las ondas focales, que son las que nosotros manejamos, se dan entre 500 y 2000 disparos a una potencia de 4-6 Hz
  • Se suelen recomendar de 3 a 6 sesiones
  • 1 sesión cada 7-10 días 
  • Es una técnica muy segura, aunque pueden aparecer, en algunas ocasiones, hematomas, petequias, hinchazón, dolor y enrojecimiento de la piel.
  • Recomendamos acompañar la terapia de ondas de choque con terapia manual y otros medios físicos.

Recomendaciones en un tratamiento con ondas de choque:

- No se debe utilizar hielo ni anestésicos ni antes ni después del tratamiento.

- No se debe realizar actividad física que implique la zona tratada durante el tiempo que dure la terapia, es decir, por lo menos 20- 30 días.

Contraindicaciones

  • Problemas de coagulación o con tratamiento anticoagulante
  • Infección
  • Embarazo
  • Marcapasos
  • Neoplasias
  • Proximidad de órganos grandes
  • Polineuropatías