Odontología: +34 91 440 23 30 Policlínica: +34 91 375 73 73 Llama y pide cita
Llama y pide cita
  • Odontología

  • Nutrición y Dietética

  • Fisioterapia y Rehabilitación

  • Podología

  • Clínicas Odontológicas

  • Policlínica

  • Alquiler de espacios

Conoce los beneficios del tratamiento de electroestimulación

¿Qué es la electroestimulación?

La electroestimulación es una técnica dentro de la electroterapia. En la fisioterapia utilizamos la electroestimulación para mejorar el tono muscular o prevenir la atrofia muscular en personas, siendo muy útil en rehabilitación.

Este tratamiento de electroterapia consiste en la aplicación de una corriente especifica produciendo una respuesta motora. Podemos elegir si trabajar en fibras lentas, rápidas, músculos agonistas y antagonistas. Es muy útil en la recuperación tras esfuerzos deportivos, mejorar la capitalización, aumentar nivel de carga muscular, desarrollo de la fuerza, la velocidad y la resistencia.

¿Para qué está indicado el tratamiento con electroestimulación?

Electroestimulación para el control del dolor, esta técnica basada en la neuroestimulación mediante impulsos eléctricos continuos a frecuencia e intensidad determinados, produce una modulación de endorfinas que inducen a la analgesia, en casos graves de dolor crónico permite una reducción de medicamentos.

Electroestimulación para potenciación muscular, esta técnica sirve para provocar impulsos nerviosos en la musculatura o el tejido nervioso. Se pueden aplicar de una manera estática dejando actuar al electroestimulador o dinámica haciendo movimiento a la vez que actúa el electroestimulador, siempre dependiendo del tipo de trabajo que busquemos.

  •  Incontinencias urinarias (ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico débiles o de las incontinencias fecales y urinarias).
  • Trabajo deportivo (implementa el trabajo de propiocepción, coordinación y potenciación de los grupos musculares implicados en la práctica deportiva).
  • Lesiones traumáticas (muy eficaz para acelerar la recuperación de la contractibilidad muscular, sobre todo en atrofia y debilidad muscular).

¿Cómo son nuestros tratamientos con electroestimulación?

Cuando realizamos un tratamiento de electroestimulación a uno de nuestros pacientes, seguimos un protocolo que nos ayuda a asegurar los mejores resultados. Los pasos a dar son:

  • Limpiar zona donde se vaya a colocar los electrodos y secar superficie de la piel.
  • Colocar los electrodos según la zona que se quiera trabajar o relajar, normalmente se coloca el polo positivo más proximal y el negativo más distal al músculo.
  • Es aconsejable empezar con una intensidad leve y después aumentar el nivel de contracción sin que sea doloroso o incómodo.
  • Si se busca relajación o alivio del dolor muscular se debe mantener la zona relajada; si por el contrario se quiere mejorar la fuerza muscular se debe hacer una contracción voluntaria al mismo tiempo que el electroestimulador aplica la corriente.

Podemos realizar una sesión de electroestimulación dependiendo de los parámetros que utilicemos, según estos parámetros buscaremos un efecto distinto.

  • RANGO 2-4 HERCIOS. Esta sesión es muy suave, conseguimos relajar el músculo, podemos utilizar esta técnica en un músculos sobrecargado o dolorido. Esta banda favorece la circulación sanguínea y eliminación de sustancias toxicas del organismo.
  • RANGO 4-8 HERCIOS. Esta sesión sigue siendo suave pero el cuerpo responde a la electroestimulación. El organismo genera sustancias como endorfinas que suben el umbral del dolor y la capacidad de aguantar más la sensación del dolor.
  • RANGO 8-12 HERCIOS. Esta sesión sigue siendo suave pero el musculo empieza a contraerse cuando se aplica la corriente. La sensación es como de un masaje local, produce una relajación de la zona, mejora la circulación sanguínea y oxigenación muscular.
  • RANGO 12-40 HERCIOS. Esta sesión al subir la intensidad se activan las fibras musculares más lentas, como si se hiciera una carrea continua suave.se trabaja la capacidad aeróbica pero sin déficit de oxígeno.
  • RANGO 40-60 HERCIOS. Esta sesión trabajamos principalmente las fibras lentas intermedias y alguna fibra rápida. Aumenta la resistencia muscular y mejor oxigenación que la anterior.
  • RANGO 60-80 HERCIOS. Esta sesión es un trabajo de fuerza y desarrollo de los músculos se activan tanto las fibras intermedias como las rápidas.
  • RANGO 80-120 HERCIOS. Esta sesión se activan las fibras rápidas con gran intensidad para mejorar la fuerza, velocidad y también una combinación de ambas.

Contraindicaciones

  •  Marcapasos (el impulso eléctrico puede tener interacción o interferencia en el funcionamiento normal de un marcapasos o desfibrilador).
  • Epilepsia (puede existir una hipersensibilidad al impulso eléctrico y encadenarse un cuadro agudo de epilepsia, contraindicación absoluta).
  • Embarazo (contraindicación parcial siempre que no se ponga el aparato en la zona cercana al feto o inmediaciones).
  • En cualquier patología circulatoria, cáncer, patologías inflamatorias, diabetes, quemaduras, heridas y neuronales (son contraindicaciones parciales pero siempre hay que consultar a un especialista o médico).